5 SITUACIONES EN LAS QUE DEBERÍAS ACEPTAR LA PRIMERA OFERTA

5 SITUACIONES EN LAS QUE DEBERÍAS ACEPTAR LA PRIMERA OFERTA

Situaciones en las que el vendedor debería aceptar la primera oferta. En muchas ocasiones escuchamos que «la primera oferta es la mejor» y en muchos casos es cierto. Muchos propietarios que intentan vender su propiedad lamentan el no haber aceptado una oferta que le hicieron inicialmente y es un hecho probado que suele pasar bastante a menudo.



Veamos en qué casos dejar pasar la primera oferta podría ser un error.

  1. Si necesitas mudarte rapido o ya te has mudado y mantener la vivienda que quieres vender comprende gastos extra. Solo si hablamos de gastos de mantenimiento (suministros, impuestos) sin incluir los de posibles reparaciones por el desgaste o nulo uso de la vivienda. Otro factor que preocupa mucho hoy es el de una posible ocupación de la vivienda vacía. Considerar una oferta inicial podría ser interesante ya que no tienes ninguna garantía de que pueda repetirse o mantenerse en el tiempo.
  2. Si estás pasando por una situación complicada como un divorcio o herencia. Aceptar una primera oferta puede ahorrar tiempo y gastos innecesarios asi como acortar el periodo de malestar y pasar página rápidamente.
  3. Si la vivienda en cuestión tiene limitaciones, es una propiedad singular o tiene alguna característica o fallo que puede limitar el mercado de compradores. En estos casos es aconsejable valorar los pros y los contras de una oferta ya que la vivienda no optará a muchos compradores.
  4. Si es una vivienda que lleva mucho tiempo en el mercado. En este caso casi seguro que el vendedor ha tenido esa primera oferta, pero nunca es tarde…
  5. Si el comprador te hace una oferta con una gran cantidad en efectivo. Siempre y cuando se mantenga en el marco legal, considera esta oferta ya que ahora mismo la concesión hipotecaria es complicada. Una oferta en efectivo ahorra la espera del préstamo hipotecario, es una venta rápida y fluida.
  6. Si esperas una «GUERRA» de ofertas y contraofertas. Ten en cuenta como es el mercado para el tipo de vivienda que ofreces. Por su tipología puede ser un mercado rápido o todo lo contrario.

Son situaciones bastantes comunes, en las que los propietarios se aferran a un precio que no conseguirán sobre todo si la propiedad lleva tiempo en venta. Además el tiempo pasa y en el caso de viviendas no habitadas o solo con uso vacacional requieren un mantenimiento extra que a final de cuentas suma una cantidad nada despreciable.

WhatsApp Pregunta directamente